viernes, abril 08, 2016

Un club israelí que se define por el amor común al Scrabble

Por SARA TOTH STUB

El único sonido que se escucha la noche de los martes en una pequeña biblioteca del centro de Jerusalén es el traqueteo de las fichas marcadas con letras de 26 parejas que tratan de construir palabras sobre un tablero de Scrabble. Cualquier conversación –incluso susurrada- de inmediato es silenciada. Así es el Scrabble, el juego de mesa creado en 1938 por Alfred Mosher Butts, un arquitecto desempleado estadounidense.


Todas las semanas, más de 50 expatriados e inmigrantes (principalmente angloparlantes) se reúnen para jugar tres rondas del juego en el Club de Scrabble de Jerusalén. Desde su fundación en 1983 por Sam Orbaum, un columnista del Jerusalén Post e inmigrante estadounidense, el club ha contado a más de 1.933 personas que han jugado 122.723 partidas de Scrabble.

Sus participantes a lo largo de los años –que va desde jóvenes hasta adultos, desde judíos a cristianos y musulmanes, o desde religiosos hasta seglares- han reflejado la diversidad de esta antigua ciudad. Esta noche, un israelí de mediana edad fue pareado con una mujer vienesa de 90 años de edad que huyó a Israel después de sobrevivir del Holocausto. En una mesa cercana, un hombre con un sombrero y traje negro, que es el atuendo típico de la comunidad judía ultraortodoxa, está sentado frente a una mujer seglar que usa pantalones, en una mezcla de poblaciones que no suelen verse.

“Todos son de diferentes lugares y cada uno tiene su historia”, dice Dahlia Friedman, quien se mudó a Jerusalén desde Nueva York y se unió al club hace unos 20 años. “Pero cuando estás jugando una partida, el Scrabble es lo único que importa”.

Aunque este es el club israelí de Scrabble más antiguo, hay un puñado de clubes similares distribuidos a lo largo del país a medida que el juego ha ido ganando fuerza.

Hay unos 300 jugadores de Scrabble competitivo en Israel, según Evan Cohen, quien dirige el Club de Scrabble de Tel Aviv, fundado en 1998, al cual acuden unas 30 personas semanalmente. Ese club también alberga un torneo anual internacional.

Aunque el Scrabble ha ganado popularidad en Israel a lo largo de los últimos 30 años, la cantidad de jugadores que juegan en clubes se ha estancado debido a las plataformas de redes sociales como Facebook, que presenta al juego como una manera de estar en contacto con los amigos y provee una fácil alternativa a los juegos presenciales.

“Muchos jugadores que actualmente juegan Scrabble en inglés, lo harán en línea, en sus teléfonos celulares en lugar de hacerlo en un club”, afirma Cohen, un profesor de lingüística de la Universidad de Tel Aviv, quien ha representado a Israel varias veces en el Campeonato Mundial de Scrabble.

Entre esos jugadores del Club de Jerusalén suelen encontrarse Lee y Madeline Wetherhorn, quienes cada semana viajan 30 minutos desde su casa en Elazar, una comunidad judía en el Banco Occidental. En Elazar casi todos profesan el judaísmo moderno ortodoxo, se abstienen de trabajar durante el Sabbat y sólo consumen comida kosher. Aquí, los Wetherhorns han forjado una amistad con judíos no practicantes, y durante un tiempo con un hombre árabe de las cercanías de Belén, que venía todas las semanas para mejorar su inglés jugando Scrabble.

“Es como una familia extendida, especialmente para los inmigrantes como nosotros”, dice Madeline Wetherhorn, una profesora jubilada que se mudó a Israel con su esposo desde Carolina a principios de los años ‘80. “Hemos hecho amigos maravillosos aquí, que nunca los habríamos conocido porque viven en diferentes comunidades, tienen diferentes estilos de vida, distintas profesiones, y no son religiosos”.

Las discusiones de temas políticos no son permitidas. “Estamos totalmente enfocados en el Scrabble”, cuenta David Litke, director del Club, quien es de Peoria, Illinois. “No permitimos que las personas pregunten a los demás acerca de las afiliaciones religiosas”.

Durante la jornada no se escuchan argumentos acerca de la viabilidad del proceso de paz palestino-israelí, pero si hay mucho debate acerca de cuál diccionario usar. “Es un tema álgido, como entre Protestantes y Católicos”, dice Amy Tzubery, una de las pocas nativas israelíes en el club. El Club de Jerusalén está un poco aislado en ese sentido: es el único en Israel que usa el Diccionario de la Asociación de Jugadores de Scrabble de Norteamérica (conocido como Naspa por sus siglas en inglés). El resto de los clubes en Israel usan el Diccionario Collins, el cual tiene miles de palabras más y es el estándar en el resto del mundo, excepto en Estados Unidos.

El club de Tel Aviv votó para cambiar por el Diccionario Collins en el año 2005. “Casi todos los jugadores de Scrabble del mundo ya se han cambiado y nosotros queremos ser parte de eso, jugar en el exterior y tener jugadores allí”, asegura el señor Cohen. “Desde que cambiamos para jugar con el diccionario internacional, muchos de nuestros miembros viajan para jugar”, relata Cohen. Cerca de una docena de sus mejores jugadores participan en un torneo regional en Malta todos los años, y también asisten a competencias a lo largo de Europa y Asia.

Algunos en el club de Jerusalén quisieran cambiar de diccionario para así tener más posibilidades en los torneos nacionales e internacionales, pero otros se oponen fuertemente. “No estoy interesado en cambiar”, asegura Paul Serkin, quien dice que no le gustaría tener que aprender las miles de palabras adicionales que tiene el diccionario Collins. El señor Serkin, un estadounidense vendedor de computadoras que se unió al club de Jerusalén hace cinco años, después de emigrar a Israel, dice que el cambio pondría en desventaja a los jugadores menos avanzados como él.

“Las primeras diez semanas que vine, perdí todas las partidas”, contó.

El club también es muy riguroso con las estadísticas. Un miembro de larga data, Zev Kesselman, un programador de computadoras nacido en Nueva York, desarrolló un programa para parear jugadores y hacer seguimiento a su desempeño. El programa organiza a los jugadores en tres grupos, dependiendo de su nivel y crea parejas de juegos dentro de esos grupos.

“Tratamos de emparejarlos basado en su desempeño, porque no es divertido jugar con alguien de un nivel muy distinto al tuyo”, dice Lee Kesselman, esposa de Zev, quien no juega Scrabble, pero acude a las reuniones para llevar los registros e ingresar los datos en el programa. Zev Kesselman es actualmente el mejor jugador del club.

Raras veces se cancelan las reuniones, ni siquiera en tiempos de guerra. Durante el verano de 2014, mientras los miembros estaban reunidos jugando Scrabble, ocurría un bombardeo en la Franja de Gaza y se escuchó una sirena de ataque aéreo. Los participantes corrieron por protección hacia el hueco de la escalera, el área más fortificada del edificio.

“Pero, antes de que todos corrieran a resguardarse, se escuchaba el sonido de 50 personas colocando sus fichas boca abajo sobre la mesa, para que sus contrincantes no pudieran ver sus letras”, recordó el señor Friedman.

Los participantes dicen que la dura competencia los mantiene enganchados al juego.  “Es una lucha encarnizada”, dice Cilla Meroz, quien se mudó desde Sudáfrica a Jerusalén en 1963 y se unió al club hace 20 años.

Pero, ellos también dicen que el club les da un sentido de pertenencia en Jerusalén, y una oportunidad para enfocarse en construir una amistad y una comunidad. “Es un grupo integrado de amigos”, dice el señor Serkin, el vendedor de computadoras. “Yo trabajo muy duro como contratista independiente, pero me puedo relajar aquí. Aunque también consigo mucho trabajo con la gente del club”.

FUENTE: Wall Street Journal

viernes, abril 01, 2016

Marcus Rashford: Chico maravilla del Manchester United, amenaza de gol… y rey del Scrabble

Cortesía: The Sun

El nuevo chico maravilla del Manchester United tiene una sorprende pasión: El Scrabble.


Marcus Rashford, la estrella del Old Trafford, de 18 años de edad y que marcó dos goles en su debut, es un rey del Scrabble y hasta lleva consigo siempre un tablero para los partidos del equipo como visitante.

Después de aquella acción heroica que pudo haber salvado la temporada de Louis van Gaal, el adolescente se deletreó un nuevo y lucrativo futuro en Manchester.

El delantero está actualmente con el United bajo un acuerdo de 5.000 libras esterlinas por semana, pero los jefes están dispuestos a ofrecerle un paquete de 30.000 libras esterlinas por semana para mantenerle alejado de las manos de los rivales del Manchester City.

Una fuente reveló que “Marcus tiene los pies buen puestos en la tierra. Evita todos los adornos que conllevan la fama en el futbol y ni siquiera tiene una cuenta en Twitter”.

“Es un profesional modelo que cuida de su cuerpo y de su mente”, agregó la fuente, que contó además que “recibe muchas bromas por parte de sus amigos, ya que le gusta jugar Scrabble y siempre lleva consigo un juego para sus viajes con el equipo”.

“Muchos de sus compañeros se meten con él por eso, pero al final del día termina jugando Scrabble con algunos de ellos”. 

FUENTE: The Sun

viernes, marzo 25, 2016

El idioma del Scrabble va mas allá del diccionario

Keith Sharon - The Orange County Register

Ellos se llaman a sí mismos “scrabblistas”, y en el diccionario oficial en inglés, “scrabbler” es una palabra válida.


Así como también son válidas en español palabras como aj, ax, et, aba, bao y chuj, entre muchas otras extrañas combinaciones de letras que no han de ser palabras comunes. Por ejemplo, podemos citar Uchú y Llar, ambas palabras válidas en el Scrabble, pero no hace falta tomarse la molestia de buscarlas en el diccionario, ya que conocer las definiciones no es un requisito en el difícil mundo del Scrabble competitivo.

David Poder, de 69 años de edad, es el presidente del Club 34 en Huntington Beach, California, y se sabe todas esas palabras. Él es el Babe Ruth de los scrabblistas del condado de Orange. El Club 34 fue fundado en 1978, y Poder dice que es el club de Scrabble más antiguo en Estados Unidos.

Ellos se reúnen todos los martes en la tarde en el IHOP (restaurante especializado en desayunos) de Huntington Beach. Y son tan populares que diferentes clubes también se reúnen en el mismo IHOP todos los martes en la noche. El club es gratuito, pero se requiere de una invitación para incorporarse a las actividades. “Muchas personas que creen que tienen un buen vocabulario, vienen a este club y son aniquilados”, cuenta Poder, un médico jubilado. Al conversar con Poder por vía telefónica le pregunté si sabía que “xyst” (en inglés) es una palabra. Sonrió despectivamente y dijo que sí es una palabra. “No me puedes embaucar”, aseveró.

Si Poder suena un poco engreído es porque él es un jugador experto con un altísimo promedio de 613 puntos (el siguiente promedio más alto del Club 34 es de 576 puntos). En promedio hace dos scrabbles por juego (jugada con todas las letras del atril). En 2005 representó a Estados Unidos en el Campeonato Mundial que tuvo lugar en Londres, en el que finalizó en el puesto 53º.

“Perdí ante un chico australiano de 15 años de edad”, contó con gran decepción.

Pero, ¿quién es el mejor jugador del Club 34? “Yo soy el mejor jugador del club”, asegura Poder. Es divertido hablar con él, porque él sabe lo que tiene.

Él no es la única gran personalidad en el Club 34. Roy y Maddy Kamen son una pareja de esposos expertos en Scrabble, de Covina (California) y se conocieron a través del juego en 2001. Ambos eran divorciados en aquel momento. Y se enamoraron.

“Tenemos el Scrabble en común”, dijo Maddy, una profesora jubilada de matemáticas.
Una semana antes de la entrevista, los Kamen estuvieron compitiendo en un torneo regional de Scrabble en Phoenix. Les tocó jugar una partida en semifinales.

“Es una rivalidad amistosa”, dijo Roy, quien era conductor de bus en el aeropuerto. Maddy ganó por 96 puntos. Ella colocó un Scrabble: “Enlodar”.

“Ella sacó los dos comodines”, dijo Roy triste, sugiriendo que su esposa tuvo suerte.

Maddy terminó en el segundo lugar del torneo y ganó US$500. Roy quedó de tercero y ganó US$300. “Esto mantiene el dinero en la familia”, dijo Maddy.

Recientemente me presenté un martes en la sesión vespertina del restaurante IHOP. Reté a Poder a una partida, pero él no habría jugado conmigo ya que no quería destruir mi confianza. Pero, me dio una chuleta para mis próximas partidas. La chuleta, que él me dijo que había memorizado, incluye cientos de palabras de dos y tres letras, y contiene palabras con J, con Q, con X y con Z. La próxima vez que juegue con él voy a tratar de usar jerbo, oxear o quasar ¿Cómo podría perder con palabras como esas?

Los mejores jugadores de Scrabble estudian consistentemente. Maddy dijo que ella invierte aproximadamente una hora diaria en estudio. Muchos jugadores del Club 34 llevan anotaciones de las palabras que quieren recordar para su juego. Pero, tengan en cuenta que esos bloc de notas no están permitidos durante una partida en desarrollo. Todas las partidas son estrictamente cronometradas, cada jugador cuenta con 25 minutos para jugar con un reloj de ajedrecista. Cada jugada es anotada en las estadísticas del club que están disponibles en la página web www.scrabbleclub34.wordpress.com

Poder, médico de familia jubilado de Fountain Valley, California, suele jugar varias veces a la semana en distintos lugares a lo largo del estado. Los lunes puedes encontrarlo jugando en Yorba Linda, los martes en Huntington Beach, los miércoles o jueves en Laguna Woods y los sábados en Santa Mónica.

Por lo tanto, tiene una batalla semanalmente contra otro gran jugador como Tom Singleton, de Laguna Hills.

“El es muy decente”, dice Poder acerca de Singleton.

“Es un buen cumplido, viniendo de él”, dice Singleton. “Nosotros estamos muy parejos, pero él quizá sabe más palabras que yo porque él se memoriza el diccionario”.

Poder está casado y tiene dos hijos, pero ninguno de los miembros de su familia juega Scrabble.

“Traté de meterlos en el Scrabble, pero no tuve éxito”, comenta Poder.

Él es uno de los mejores jugadores de Scrabble del condado de Orange y tuvo la posibilidad de finalizar en el top 10 del campeonato de Estados Unidos de 2004, pero no lo logró.

Nunca olvidará su gran error. En su primer atril el sacó las letras F-C-T-E-R-E-P, lo cual era casi PERFECTo para comenzar el juego. Su oponente abrió con POCH, pero Poder no vio que pudo haber usado esa O para jugar PERFECTO. Más de una década después de ese episodio, ese error aún le atormenta. “Eso me costó un puesto en el top 10”, asegura Poder.

Tampoco olvidará nunca su partida más importante. Tras arrastrar 262-6 en un torneo en San José contra el campeón mundial Joel Sherman, Poder jugó AMARGOS y PULGOSOS. La segunda palabra fue un triple-triple. Poder vino de atrás y ganó la partida con puntuación de 541-539.

Su oponente de puso pálido, comentó Poder. “Fue el mejor regreso en la historia de un torneo. Pero, ellos deletrearon mal mi nombre en el libro de los récords”.

La pasión de Poder por el Scrabble ha sido contagiosa.

El Club 34 había menguado hasta llegar a apenas unos seis jugadores activos, pero eso cambió desde que Poder se hizo cargo de la presidencia hace dos años: Ahora hay 60 miembros.

Con respecto a “Words With Friends”, el popular juego de teléfonos inteligentes, Poder dice que no ha afectado la asistencia a su club, porque “las personas quieren jugar con personas”.


viernes, marzo 18, 2016

El Scrabble puede desarrollar la capacidad mental

Por Babatunde Akinsola

Wellington Jighere, campeón mundial de Scrabble, dijo en Abuya (Nigeria) que el Scrabble podría ser usado como una herramienta para desarrollar la capacidad mental.


Durante una entrevista con la Agencia de Noticias de Nigeria, Wellington se refirió a la necesidad de usar el Scrabble para enfrentar los problemas de poca cultura de lectura entre los jóvenes de su país.

Jighere dijo que él ganó el campeonato mundial de Scrabble en Español a través del trabajo duro y la resistencia, y cree que es el momento de inculcarle eso a los jóvenes.

“Tras haber llegado al pináculo de mi carrera, mi principal objetivo en este momento es encontrar una manera de impactar en las vidas de nuestros jóvenes”, afirmó Jighere.

El campeón mundial de Scrabble considera que “tenemos que vender a los jóvenes la idea de usar el Scrabble como una herramienta para desarrollar la capacidad mental y tenemos que encontrar una manera de remediar la caída en la cultura de lectura en nuestra sociedad”.

“Tenemos mucho trabajo por delante y esperamos que en el futuro tengamos lo necesario para lograr los objetivos”, dijo Jighere.

Según reseñó la Agencia de Noticias, Wellington Jighere, de nacionalidad nigeriana, había derrotado a 129 competidores para ganar el Campeonato Mundial de Scrabble de la Asociación de Jugadores de Scrabble en Inglés (Wespa).

Jighere derrotó al inglés Lewis MacKay con cuatro victorias seguidas en una serie final a siete partidas en la ciudad de Perth, capital del estado de Australia Occidental.

Esta victoria convierte a Jighere en el primer africano en ganar el Campeonato Mundial de Scrabble y el primero en haber jugado la final desde que se realiza el torneo que se jugó por vez primera en Londres, en 1991.

FUENTE: Naija247news

viernes, marzo 11, 2016

Cómo el Scrabble te puede convertir en alguien más estratégico

Por: Shellie Karabell , colaboradora de Forbes.com 

Muchas personas piensan que el Scrabble es un juego de mesa en el que ganas sólo con saber deletrear y conocer muchas palabras. Esto no es verdad. El Scrabble es un juego de estrategia, que implica detalles, organización espacial y riesgo. Es un juego estratégico como el ajedrez, pero como está basado en el idioma, suele tener menos presencia y accesibilidad. Y ciertamente está siendo mal catalogado.

Foto: Gareth Cattermole/Getty Images
Basta con que juegues bastante Scrabble y verás el mundo de las palabras que te rodean de una forma diferente. Mirarás de otra forma las oportunidades. A los emprendedores se les ocurrirán ideas diferentes a las ideas de la competencia para así alcanzar el éxito. Jugar desafiantes partidas de Scrabble hasta pueden ayudarte a mantener tu ingenio inmune al paso del tiempo.

De hecho, estoy totalmente convencida de que hay axiomas inherentes a los principios del juego que son aplicables a la vida cotidiana y ciertamente a la vida en el mundo de los negocios.

A continuación les dejo lo que he aprendido acerca de liderazgo y pensamiento estratégico por el hecho de jugar Scrabble –exitosamente, debería agregar- durante las últimas cuatro décadas:
  1. Hay dos tipos de “jugadores” en el mundo: aquellos que ven lo que tienen, buscan dónde encaja, y entonces lo usan con lo mejor de sus habilidades; y también están aquellos jugadores que ven solamente lo que no tienen y pasan el resto de su turno lamentándose por lo que no hay ¿Puedes adivinar quien gana la partida?
  2. Aprendes a construir sobre lo que ya existe. Por lo tanto, una “mente” puede convertirse “literalmente” en algo más, y así sucesivamente.
  3. Aprendes que no todo es un gran despliegue para estrategia victoriosa. A veces, una “victoria rápida” es lo mejor que puedes hacer, como agregar una “S” a “CAZA”.
  4. Aprendes a desechar lo que no necesitas. Como cuando tienes cinco vocales (refiérase a los puntos 2 y 3).
  5. Aprendes a lidiar con problemas potenciales, como quedarte atrapado con una Q o una G en último minuto de juego. Aprendes a usarlo para tu beneficio y no para que tu oponente las use para derrotarte.
  6. Aprendes a abrirte, sacar letras, para que el juego no se convierta en una calle sin salida. Por el bien del juego, haces cosas interesantes que también le den oportunidades a otros.
  7. Aprendes a sacar provecho de tu capital: como cuando te aseguras de colocar la Z en la casilla de Triple Tanto de Letra o colocas tu palabra sobre la casilla de Triple Tanto de Palabra.
  8. Aprendes a no exponerte y hacerte vulnerable. Como cuando terminas esa palabra con J, X o Z justo al lado de una casilla libre de Triple Tanto de Letra, y tu oponente solamente necesitará una S para pluralizarla y conseguir puntos gracias a tu esfuerzo.
  9. Te familiarizas con las reglas -no solo las del juego, lo que te ayuda a evitar las penalizaciones-. También las reglas relativas a esas cosas extrañas, como las palabras de dos letras, que te puedes ayudar a deshacerte de algunas letras, incluyendo aquellas que pueden ser fastidiosas.

Y finalmente…
     10. Te das cuenta que aún hay un elemento de suerte sobre el cual no tienes control. Pero, lo sigues jugando.

FUENTE: FORBES.COM

domingo, octubre 13, 2013

Así se ven los jugadores de Scrabble que son extremadamente buenos

Por: GUS LUBIN AND PAMELA ENGEL 

Galería de imágenes del fotógrafo Roger Cullman

Para la mayoría de los cientos de millones de jugadores de Scrabble alrededor del mundo, encontrar una palabra que valga 20 puntos se considera un turno decente. Sin embargo, un jugador de torneos de alta competencia no es feliz si no puede sumar 35 puntos o más, y hay que tener en cuenta que se juega con límites de tiempo y competencia despiadada.


El fotógrafo Roger Cullman, quien ha jugado Scrabble a nivel competitivo durante 12 años, comenzó a tomar fotografías de los máximos jugadores desde hace cuatro años en un torneo en Canadá.

Las fotos mostraban a los jugadores sosteniendo un atril con su nombre (o sus iniciales) formados con fichas de Scrabble. Debido a que las fotos se hicieron virales a medidas que se iban subiendo a internet, Cullman continuó actualizando la serie.

Las élites del Scrabble se parecen mucho a usted y a mí, con sus respectivas peculiaridades, como la enorme barba del campeón mundial de Scrabble, Nigel Richards.

Cullman afirma que al hacer la serie, encontró fascinante el observar la diversidad y variedad de rostros de jugadores que fue capaz de capturar.

Los rostros capturados por la lente de Roger Cullman se pueden observar en el sitio web del fotógrafo http://rogercullman.com/scrabbleportraits


miércoles, septiembre 18, 2013

El documental “Word Wars” ya está disponible en tu idioma

Por: Mikel Anzola

“Word Wars” es un documental de 2004 acerca del Scrabble como juego competitivo. Su título completo en inglés es: “Word Wars - Tiles and Tribulations on the Scrabble Circuit”.

Aunque no tiene un título oficial en español, podría traducirse como “Guerras de Palabras - Fichas y Tribulaciones en el Circuito del Scrabble”, lo que se trataría de una traducción literal, ya que en realidad se trata de un juego de palabras donde “tiles and tribulations” suena como la expresión del habla inglesa “trials and tribulations”, que se usa para referirse a las vicisitudes y desafíos por los que atraviesa la gente, las pruebas y tribulaciones, pero en el mundo del Scrabble.

En el documental se hace seguimiento a cuatro jugadores durante los nueve meses previos al Campeonato Nacional de Scrabble de 2002, que tuvo lugar en San Diego, California: Joe Edley, Matt Graham, Marlon Hill y Joel Sherman.

El idioma original de este documental es inglés, pero hicimos un esfuerzo especial para que la comunidad scrabblística de habla hispana pudiera disfrutar de una versión en español para compartirla con amigos y familiares.

Esta versión de “Word Wars” podrá descargarse a través de cualquiera de los siguientes links en Dropbox o Google Drive


(haga click en el link, luego haga click en "descargar")

La traducción de "Word Wars" es una cortesía del equipo de MundoScrabble.

A modo de adelanto, mientras descarga la película, pueden disfrutar del tráiler oficial en español que está disponible en youtube.




domingo, septiembre 15, 2013

La patente del Scrabble: Desde Butts hasta Brunot

por Mikel Anzola

Cuando se habla de innovaciones y de los mejores inventos del siglo 20, sale a relucir el Scrabble. Sin embargo, en los registros no lo conseguiremos en la fecha que la mayoría de los seguidores del juego de las palabras cruzadas conoce, pues suele vincularse a la época de La Gran Depresión (la década de 1930), ni lo conseguiremos a nombre del arquitecto Alfred Butts.

El juego de mesa que desde los años 50 (y no antes) se conoce como Scrabble, fue patentado por James Brunot y Helen Brunot (tal como se muestra en la imagen). En esta patente, James Brunot firma como "inventor", pues ese fue el acuerdo al que llegó con Butts tras expresar su disposición de intentar comercializarlo. Brunot adquirió los derechos de patente, redistribuyó los cuadrados con premio, simplificó las reglas y le cambió el nombre a Scrabble, tal como lo conocemos hoy en día.
Patente presentada el 11 de junio de 1954 y publicada como GB747598 y US 2752158